banner_1_esp-1

El mercurio (Hg) es un elemento químico que puede entrar el medio ambiente por medios naturales y antropogénicos. El mercurio también se puede depositar en sedimentos acuáticos donde es convertido en metilmercurio (MeHg) por medio de bacterias reductoras del sulfato. Mercurio, en su forma orgánica, es asimilado fácilmente por diferentes organismos, comparado a su forma elemental, debido a su solubilidad lipídica. Por esto, MeHg se bioacumula en los tejidos de peces y otra fauna silvestre, y consecuentemente, está presente en todos los niveles de las redes alimentarias marinas desde el plancton hasta peces piscívoros y algunas aves. El mercurio puede ser retenido en los tejidos del cuerpo por muchos años. Es por esto, que depredadores que viven por muchos años como es el caso de muchos peces grandes, contienen mayor cantidad de MeHg que otros organismos a niveles tróficos más bajos. 


El consumo de alimentos contaminados con mercurio también es perjudicial para los seres humanos. En nuestro cuerpo es visto como una neurotoxina y puede impedir y afectar nuestra cognición, crecimiento, desarrollo, y sobrevivencia. Por ejemplo, en un evento en los 1950, miles de personas sufrieron de parálisis y cien personas murieron después de consumir peces con altos niveles de mercurio capturados en la Bahía de Minamata, Japón. El mercurio se fue bioacmulando en los peces de la Bahía debido a la descarga de químicos proveyente de una compañía química.

banner-fb-post-got-mercury-espan%cc%83ol-2

Muchas organizaciones gubernamentales en el mundo han delineado niveles aceptables the metilmercurio en peces. Estos niveles indican la cantidad máxima de mercurio que un adulto podría consumir por medio de su comida de mar sin ningún riesgo negativo significativo para su salud. De acuerdo con el Codex Alimentarius y la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (US FDA) niveles aceptables de metilmercurio en peces es de 1.0 mg/kg. Japón, por el otro lado, ha puesto sus límites a 0.3 mg/kg y la comunidad Europea ha puesto sus límites a 0.5 mg/kg. Estos niveles permisibles son significativamente más bajos que el consumo de carne de tiburón permite ya que el tejido de tiburón está altamente concentrado con mercurio y metilmercurio. Un estudio en el 2007 publicado por la US FDA midió las concentraciones de mercurio en tiburones entre los años 1991 y el 2007 y encontró que la concentración promedio de mercurio en tiburones era de 0.979 ppm (±0.626) con los niveles más altos siendo 4.54 pmm (4.54 mg/kg).  La unidad de ppm (partes por millón) es convertible a mg/kg en un proporción de 1:1, la concentración promedio de 0.979 mg/kg es significativamente más alta que la establecida por la comunidad Europea de 0.5 mg de mercurio/kg. Un estudio por el Laboratorio Marino Mote en Sarasota, Florida tomó muestras del metilmercurio presente en nueve especies de tiburones en aguas costeras. Las muestras indicaron concentraciones promedias de 0.88 ppm, o 0.88 mg metilmercurio/kg con algunas concentraciones alcanzando los niveles de 2.87ppm o 2.87mg/kg. El nivel promedio de 0.88 mg/kg esta peligrosamente cerca al límite máximo establecido por el Codex Alimentarius y la US FDA de 1.0 mg/kg y sobrepasan los niveles establecidos por otras comunidades, como esos establecidos en Japon (0.3 mg/kg). De igual manera, de acuerdo al estudio, un tercio de las muestras estudiadas tenían niveles de metilmercurio que sobrepasaban el límite establecido de 1.0 mg/kg. Además, los peces con las concentraciones más altas de metilmercurio casi triplican los niveles admisibles. Estos descubrimientos apoyan la declaración que la carne de tiburón es perjudicial para la salud. Los niveles de mercurio y metilmercurio presente en la carne de tiburón sobrepasan los niveles de consumo sugeridos y de tal forma, pueden representar un riesgo grave para la salud humana si seguimos consumiendo la misma.


Para mitigar el problema del consumo de carne de tiburón en MéxicoNakawe Project, en colaboración con Turtle Island Restoration Network, está lanzando la campaña “¿Tiene Mecurio?”.


El objetivo principal de este proyecto es educar a los ciudadanos mexicanos sobre los riesgos para la salud asociados con el consumo de tiburones, principalmente relacionados con el mercurio como toxina. Al llegar a los ciudadanos mexicanos y proporcionarles la educación y las herramientas para entender las toxinas que contiene la carne de tiburón, esperamos reducir la cantidad de carne de tiburón consumida en México.


banner-ig-got-mercury-pan-espan%cc%83ol-1En México, se consumen 23,000 toneladas de carne de tiburón anualmente. Esta carne se vende en diferente supermercados del país y es comúnmente vendida como “filete de tiburón,” “cazón,” . Debido a esto, los consumidores mexicanos pueden estar inconscientemente comiendo carne de tiburón sin tener conocimiento del mismo, y estar desprevenidos de los riesgos asociados con el consumo de estos productos. Si en algún momento se menciona “carne de tiburón,” la especie de tiburón no es especificada, lo cual es importante por que algunas especies de tiburones tienen niveles de mercurio más altos que otras. Por lo tanto, es esencial que los consumidores tengan acceso a esta información para tomar decisiones sabias sobre su salud. Para mitigar el problema del consumo de carne de tiburón en México, Nakawe Project, en asociación con Turtle Island Restoration, está lanzando la campaña de “GotMercury” o tienes mercurio. La meta principal de esta campaña es de educar a los ciudadanos mexicanos sobre los peligros asociados con el consumo de la carne de tiburón, principalmente los niveles de mercurio que se encuentra en los tiburones y cómo el mercurio actúa como una toxina dentro del cuerpo. 
Esperamos que al proveer está información y las herramientas para entender las toxinas que contiene la carne de tiburón, podamos reducir la cantidad de carne de tiburón consumida en México.

Calcule el contenido de mercurio en pescado y marisco por TIRN

Comer mariscos altos en mercurio es peligroso para su salud, especialmente para mujeres y niños. Nuestra calculadora “Got Mercury?” Le ayuda a tomar decisiones más saludables sobre el marisco. Simplemente ingrese su peso, el tipo de marisco, la cantidad de marisco que va a comer durante una semana y haga clic en el botón “calcular” para ver el contenido de mercurio en los peces.

¡VAYA A LA CALCULADORA! (haga clic aquí)

#NoComemosMercurio


Cleckner, L.B., R. Back, P.G. Gorski, J.P. Hurley, and S.M. Byler. 2003. Seasonal and size