El mercurio es un elemento altamente tóxico que ocurre naturalmente, en pequeñas cantidades en el ambiente. Como resultado de nuestros procesos urbanos e industriales, hemos acelerado exponencialmente la cantidad de mercurio en el medio ambiente, el cual eventualmente termina en nuestros océanos. Muchos procesos contribuyen a acelerar las cantidades de mercurio en el agua y una vez que este llega al agua se vuelve parte de la cadena alimenticia.

Los peces ingieren el mercurio pero no son capaces de procesarlo, así que se acumula dentro de su sistema. Los peces, a su vez, son comidos por otros predadores, por lo que el mercurio se filtra a través de la cadena alimenticia.

A medida que se filtra, también aumenta su concentración.  Debido a que muchas especies de tiburones están en la parte superior de la cadena alimenticia y tienen largos períodos de vida en comparación con muchas otras especies de peces, su carne contiene mucho más mercurio que otros mariscos.

Y así, al final, el mercurio hace su camino en nuestra comida y en nuestros platos. Los efectos de consumir altas cantidades de mercurio pueden ser graves e irreversibles.


En México 23.000 toneladas de carne de tiburón son consumidas anualmente. La carne es ampliamente vendida en supermercados en todo el país, pero está etiquetada simplemente como “filete de tiburón”, “cazón” o “bolillo”.  Es por esto que los consumidores mexicanos pueden del todo no ser conscientes de que están comiendo tiburón y mucho menos conocer los riesgos para la salud asociados con su consumo.


Como algunas especies de tiburón contienen altos niveles de mercurio, es vital que los consumidores sean capaces de tomar decisiones informadas sobre lo que se vende para su consumo.


Tenemos una lucha muy dura por una mayor transparencia y regulación en México. Nos hemos unido junto a Turtle Island Restoration para lanzar nuestra campaña “¿Tiene Mercurio?” con el objetivo de educar a los ciudadanos mexicanos sobre los riesgos para la salud asociados con el consumo de carne de tiburón.


Queremos involucrar al el público y proporcionarle la educación y las herramientas que necesitan para tomar decisiones responsables. Somos dos pequeñas ONG, pero tenemos grandes ideas y queremos hacer grandes cosas: estamos aquí reducir el consumo de carne de tiburón en México.

#NoComemosMercurio

Share this post

Related Post

OCTOBER 7, 2017

Help Sea Turtle community...

We need your help! The Team Tora Carey at El Jobo...

0

APRIL 11, 2018

Urgent holiday message: Shark...

Every meal is an opportunity to protect the planet. In...

0
Game Over Fishing: Join our crowdfounding NOW!Support
+